lunes, 11 de junio de 2012

Biografía: Izumi Matsumoto



まつもと 泉
Izumi Matsumoto
(Kazuya Terashima)




Es curioso cuanta información hay disponible sobre ciertos autores y cuan poca sobre otros. En el caso de Matsumoto, casi no veía como enfocar su biografía ya que la información disponible sobre él en sitios de referencia como Wikipedia o Baka-updates entre otros,  se limita a un par de párrafos cortos.

¿Como era posible que no encontrara más información en inglés o español sobre el genial autor de Kimagre Orange Road?

Pues bién, para sorpresa mía al final resultó que toda la información que esperaba encontrar y de hecho, la biografía que hubiera intentado hacer sobre Matsumoto, ya existe!  Completísima y hecha con el cariño de un gran fan del autor y su obra. Y además complementada con una entrevista  y el reportaje fotográfico de un encuentro con el autor! Ni más ni menos!

La estupenda biografía de la que hablo fue creada por chibisake en uno de los blogs en habla hispana más interesantes y recomendables sobre cultura japonesa en general y especialmente sobre manga y anime, Ramen para Dos.

De hecho esa biografía me gusta tantísimo que desde que la leí por primera vez no veo sentido alguno a intentar crear una biografía diferente, francamente.

Y es que el principal objetivo de este blog era y sigue siendo recopilar toda la información posible sobre diferentes autores, traducirla si es necesario, organizarla, darle un toque personal y por último compartirla para ampliar la información al respecto en nuestro idioma. Bastaría un simple vistazo rápido a esta biografía de chibisake en Ramen para Dos, para darse cuenta de que cumple de largo con todo esto y más.

Así que por mi parte creo que lo mejor que puedo hacer es, primero y sobre todo, agrader a chibisake en paricular su excelente trabajo y en general a los colaboradores de Ramen para Dos por seguir manteniéndonos bien informados con puntualidad y por apoyar la redifusión de algunos de sus contenidos en este blog y para acabar, compartirla.




  Ramen para Dos



A lo largo de la historia del manga, numerosos autores, con su don para transmitir historias y su talento para el dibujo, han logrado ser coronados bajo títulos honoríficos como El Dios del Manga (Osamu Tezuka), las Reinas del Shoujo (CLAMP) o la Princesa del Manga (Rumiko Takahashi). En el caso de Izumi Matsumoto, podríamos decir que estamos ante el Príncipe de los Triángulos Amorosos dentro del shounen, pionero en el subgénero de la comedia romántica estudiantil, ya que la influencia de su obra más popular, Kimagure Orange Road, sigue vigente en muchas de las historias de hoy en día. Este manga logró, no sólo abrir las puertas de un subgénero dentro del shounen, sino también hacerse tan popular e imprescindible que a día de hoy siguen creándose historias similares, influenciadas de manera directa o indirecta, que logran enganchar a los ávidos lectores de manga. Incluso uno de los personajes femeninos de la obra, Madoka Ayukawa, fue la impulsoras y origen del estereotipo de personalidad “tsundere” en el manga. Los personajes, especialmente los femeninos, fueron tan populares, que a Kimagure Orange Road se le consideró “la Biblia de la Juventud” en el Japón de los 80, etiqueta que confirma la popularidad e influencia que este título ha causado en el país del sol naciente, y que durante los 90 cautivaría a miles de niños, adolescentes y jóvenes europeos y norteamericanos. Por si fuera poco, el maestro Matsumoto también es uno de los pioneros del arte digital.

Aprovechando que el maestro asistirá al XVI Salón del Manga de Barcelona, os ofrecemos la biografía de un maestro del manga que logró teñir el amor de color naranja, al son de la buena música y la poesía, y que miró cara a cara a la muerte.


Los comienzos del autor

Izumi Matsumoto -まつもと 泉-, apodo artístico de Kazuya Terashima - 寺嶋 一弥-, nace el 13 de octubre de 1958 en Takaoka, prefectura de Toyama, donde se ubica uno de los tesoros nacionales de Japón: el Templo de Zuiryuu-ji. Toyama también es cuna de numerosos mangakas, como los maestros Fujiko Fujio.

En 1961, con tan sólo tres años de edad, es atropellado por un coche. Este accidente le pasaría factura muchos años después, tal y como se comenta más adelante en este mismo texto, provocando que el autor acariciara de cerca la muerte.

Tras superar la kōtōgakkō en el Instituto de Arte de Takaoka, que aquí vendría a ser Bachillerato, comenzó a plantearse el hacerse un hueco en el mundo de la música, concretamente en el rock, como batería. Los principales responsables de este “sueño de adolescente” serían Toto y principalmente Genesis, popular grupo de rock progresivo de origen británico. Tan grandes fueron las influencias de esta última banda que ABCB, el famoso bar de KOR situado en la Orange Road, debe su nombre al undécimo álbum de Phil Collins y compañía, titulado Abacab.

Persiguiendo su sueño se trasladaría a Tokio, aunque no tardaría en percatarse de su desconocimiento respecto a la lectura de partituras. En su lugar, se matricula en una escuela de diseño artístico para convertirse en diseñador, pero no tarda en flirtear con el mundo del manga, realizando historias junto a un compañero de clase. Fue con 22 años cuando comenzaría a perseguir seriamente la profesión de mangaka. Mientras continúa sus estudios en la escuela de diseño, Matsumoto comienza a presentar sus trabajos a varias editoriales. Todo un año pasó sin obtener muchos frutos, pero el joven no se rendía, y gracias a su empeño conoció al hoy en día fallecido Toshimasa Takahashi, quien fue editor en jefe de la Shounen Jump y a la vez responsable de revisar las historias que llegaban a la editorial por parte de futuros aspirantes a mangaka. Cuando se encontró con el trabajo del muchacho, rápidamente le propuso que se uniera a las filas de autores de la Shounen Jump, invitándolo a participar en el concurso anual para principiantes por aquel entonces llamado Young Premier Jump, hoy en día conocido como Hop Step Award. El joven soñador aceptó sin dudarlo, sin ser aún consciente de que esa decisión cambiaría totalmente su destino.

Matsumoto junto a su gato mientras termina un dibujo de Madoka
A partir de entonces, el autor comenzaría a realizar sus primeras historias, en su mayoría vinculadas con la música. Analizadas hoy en día, estas muestran un camino lleno de referencias que conduce a su obra más popular y querida, Kimagure Orange Road. Pero antes de caer en este tipo de historias, Matsumoto intentó centrarlas exclusivamente en el género del humor o la parodia política, pero no lograba obtener los frutos deseados. Fue entonces cuando hizo caso a los consejos de un editor que le propuso cambiar de género e introducir a una chica como protagonista.

El nacimiento de Kimagure Orange Road

En los albores de su carrera como mangaka, Matsumoto comienza con historias cortas. De este modo nos encontramos con títulos como Ikinari Kinsei Patrol (いきなり火星パトロール), obra realizada antes del año 1982 que no se publica hasta la aparición de Graffiti, un tomo recopilatorio sobre su carrera.

En 1982, Izumi Matsumoto realiza la primera obra que guarda vínculos con Kimagure Orange Road, Live! Tottemo Rock'n'Roll (とってもロックンロール), un one-shot premiado por la editorial Shueisha en aquel año.

Esta es una comedia centrada en una desorganizada banda de rock cuya líder se llama Madoka. Podríamos decir que, tanto el nombre como el diseño del personaje, fueron la primera de las claves para dar vida a uno de los personajes femeninos más populares y deseados de las décadas de los 80 y los 90 en el mundo del manga: Madoka Ayukawa. De hecho Matsumoto rinde tributo a la Madoka de este one-shot con una ilustración que puede verse como portada en el tomo número 6 de la edición española del manga, publicado por Glénat. Otro curioso detalle que se trasladaría de este personaje a Kimagure Orange Road sería el lunar que tiene en la mejilla, visible en el rostro de la inocente Hikaru Hiyama.

Comparativa de ambas Madoka
Según el propio Matsumoto, la figura de las dos Madoka está inspirada en dos personas reales. El físico del personaje se debe a la actriz estadounidense Phoebe Cates, que en la película Aquel Excitante Curso robaría el corazón del mangaka, quien no se conforma con rendir tributo a la actriz con su personaje, sino que también haría referencia a una famosa escena de la película con una ilustración que puede apreciarse en el tomo 4 de la edición española del manga. La personalidad de ambas Madoka la pone la cantante y actriz japonesa Akina Nakamori, actualmente gran amiga de Matsumoto, quien sigue estando “muy orgullosa de ser Madoka Ayukawa”. Esta actriz causó una gran polémica en los 80 con su sencillo “Shojo A”, que hablaba de una chica rebelde aficionada a las motos. La canción fue censurada en numerosas cadenas, y fue esa rebeldía la que atraparía y encandilaría al mangaka, quien no era consciente de que, con Madoka, crearía a la primera chica 100% tsundere de la historia del manga, un estereotipo de personalidad que sigue siendo muy atractivo y recurrido hoy en día y que, a rasgos generales, define a una chica que se muestra hostil y no abre fácilmente su corazón, pero que poco a poco va dejando mostrar sus sentimientos.

Comparativa de la portada 4 de KOR con una escena
de Cates en Aquel Excitante Curso
¿Y por qué es así Madoka? Básicamente porque el mangaka se dejó guiar por sus superiores cuando le dijeron “obedece a tus sentimientos”, y así fue: Matsumoto creó a la chica de sus sueños.
Matsumoto (derecha) tras una cena junto a Nakamori (centro)
El galardón logrado gracias a Live! Tottemo Rock’n’Roll le abre las puertas para publicar su primera obra, un one-shot titulado Milk Report (ミルク☆レポート), considerado por él mismo su debut profesional en una revista. Además publica varias historias cortas, como Panic in Orange Avenue en la Fresh Jump de julio, y Atomic Bonten Sensei (アトミック 梵天先生) en la edición de octubre.
Nuevamente, con Panic in Orange Avenue, Matsumoto retoma inconscientemente el camino de baldosas amarillas que conduce a Kimagure Orange Road, el título de la obra es una clara señal de ello. Este one-shot se publicó originalmente en la revista Fresh Jump en julio de 1982.

Nuevamente con la buena música como uno de los pilares de la historia, se nos muestra la historia de una banda de rock constituida tan sólo por féminas que se hace llamar Orange Avenue. La líder del grupo y protagonista de la obra, Hikaru Otomo, anda buscando una nueva componente que sepa tocar la guitarra, por lo que pone un anuncio. Es aquí cuando se comienza a liar todo y se da paso a la comedia. Hikaru, cuyo nombre se utiliza tanto para chico como para chica, buscaba una integrante femenina para su grupo, y quien responde es Yoshimi Yokota, que también posee un nombre utilizado para ambos sexos y buscaba unirse a una banda de rock masculina. Un explosivo cocktail con una historia la mar de divertida.

Panic in Orange Avenue no sólo presta su título a Kimagure Orange Road, también se trasladan otros detalles. Por ejemplo, la batería de Orange Avenue, es una chica muy parecida a Kurumi, la hermana de Kyosuke Kasuga. El nombre de Hikaru, que en esta historia sirvió como elemento de confusión para dar pie a la comedia, volverá a estar presente en la obra maestra de Matsumoto para insinuar la personalidad poco afeminada de la Hikaru de KOR. Hikaru, pese a ser bella e inocente, tiene unos comportamientos considerados poco femeninos en aquella década. Al igual que Live! Tottemo Rock’n’roll, esta obra también tiene su propio homenaje en Kimagure Orange Road, pudiéndose apreciar alguna escena similar en ambas obras.

Ya en 1983 Matsumoto comienza sus primeros tanteos con la comedia romántica tras publicar Agechau My Heart en las páginas interiores de la Fresh Jump de febrero. También en ese año comienza su debut en la Weekly Shounen Jump, publicando en los números 15, 18 y 19 de la revista su obra Short Short x3 (ショートショート), que recogía tres historias cortas: Tokyo Eki Kaisatsu Sunnwa(頭狂駅改札寸話), Syoujikimono-henn "Kin no ono" (『正直者』篇 「金のオノ」) y Yokubukamono-hen "Kin no ono” (『欲深者』篇 「金のオノ」).

Ilustración reciente realizada por Matsumoto
Un año después, en 1984, crearía Spring Wonder (スプリングワンダー) sin llegar a terminarla ni publicarla en aquel año. Spring Wonder es en realidad la guinda final del pastel de color naranja que serviría al mangaka para crear su obra más conocida en todo el mundo. En principio no fue publicada, ya que el supervisor de Matsumoto alegaba que “no tenía gancho”, y fue sustituida por la propia Kimagure Orange Road. El propio maestro confiesa que, sin Spring Wonder, no habría sido posible finalizar ese camino que le llevó a realizar KOR.

En Spring Wonder, una chica llamada Mio Hagino es adoptada por la familia Kasuga, quien tiene un hijo llamado Fuuta. Tanto Mio como Fuuta se vuelven inseparables, y descubren que, cogiéndose ambos de la mano, despiertan increíbles poderes psíquicos.
Por fin, el 26 de marzo de 1984, nace la obra maestra que lo catapulta a la fama: Kimagure Orange Road (きまぐれオレンジ☆ロード), una historia que alberga pinceladas de poesía, ciencia ficción, romanticismo, humor, música, la profundidad del sentimiento adolescente, el espíritu de la eternidad y un profundo simbolismo que, conforme se va descubriendo, enriquece a la propia obra y deja al espectador una imborrable huella en el corazón.

En KOR se narra la historia de Kyosuke, quien acaba de mudarse contando los escalones de una enorme escalera que lleva a un parque, arriba de la ciudad y que, de repente, se topa con un sombrero rojo que sale volando. Tras atraparlo, se encuentra con una hermosa chica llamada Madoka que se lo regala mientras discuten entre risas si las escaleras tienen 100 o 99 escalones. Ambos ignoran que ese sombrero será el eterno enlace entre ambos, la llave de sus destinos, y que ese color rojo va tomando forma y significado conforme avanza la obra. De hecho, simbólicamente, el carácter caprichoso e indeciso de Madoka como de Kyosuke representan el color naranja que empaña poéticamente toda la obra, arrastrando de por medio a otra persona, Hikaru, conformando de este modo el triángulo amoroso más popular de la historia del manganime.

En Japón la obra fue un gran éxito, dando lugar a que Kyosuke, Madoka y Hikaru fuesen los personajes más populares entre los lectores de la Shounen Jump de aquellos años en Japón, convirtiendo a Kimagure Orange Road, como ya se ha comentado, en La Biblia de la Juventud. De hecho, durante su primer año apareció en numerosas ocasiones con primera página a color y en portada.

Como curiosidad comentar que uno de los ayudantes que Matsumoto tenía para realizar las páginas del manga era el mismísimo Kazushi Hagiwara, hoy conocido por su obra Bastard!!.


Otro detalle curioso es la presente en la portada de la Shonen Jump #15 de aquel año, en la que los personajes de Kimagure Orange Road hacen acto de presencia. En la esquina superior izquierda se avista a Kenji Hiyama, un misterioso personaje que no aparece en la serie. Esto se debe a que Matsumoto había realizado un capítulo piloto en el cual Kenji, un delincuente juvenil y apasionado de las motos, iba a ser hermano mayor de Hikaru y el novio de Madoka, pero finalmente se desestimó la idea.

Esbozo del capítulo piloto de Kimagure Orange Road
La popularidad del manga no tardaría en traducirse en una adaptación animada que primero vio publicado en 1985, y en forma de OVA, un episodio piloto que se basa ligeramente en algunos capítulos del sexto tomo japonés. Al final de ese episodio piloto se incluía un cortometraje titulado From Blue To Orange en el que aparece el propio Matsumoto, donde no sólo se aprecia la labor de un mangaka, sino también el concepto del amor que emana de su mente y se plasma en la historia. En este cortometraje musical hace aparece Rie Kouchi, quien sirve como modelo para representar a una Madoka de carne y hueso.

De este modo, con la OVA, se tanteaba la popularidad que tendría el anime. El VHS tuvo una buena acogida, por lo que Studio Pierrot, guiándose con los bocetos de la aclamada diseñadora Akemi Takada, realizaría el anime que se emitió por primera vez el 6 de abril de 1987, para acabar con 48 capítulos el 7 de marzo de 1988. Al anime lo acompañan 7 OVAs y dos películas: Quiero Volver a Ese Día (きまぐれオレンジ★ロード あの日にかえりたい) y Shin Kimagure Orange Road: Soshite, ano natsu no hajimari (新きまぐれオレンジ★ロード そして、あの夏のはじまり). La fama y prestigio de la obra se catapultó aún más en Japón gracias al talento de Takada.







From Blue to Orange, poético cortometraje de Izumi Matsumoto


En España, y bajo el nombre de Johnny y sus Amigos, Kimagure Orange Road fue la más destacable de un conjunto de obras que hicieron que numerosos niños, adolescentes y jóvenes se sintieran atraídos por el manga y el anime, incluso muchos cayeron rendidos ante la belleza de Madoka Ayukawa. Y no sólo en España, Francia e Italia son otros dos países europeos que hoy en día tienen a KOR en un altar de entre todos los clásicos nipones.

En 1986, Izumi Matsumoto sorprende al salir a la venta un CD musical titulado Kimagure Orange Road CD Collection - Special BGM Shuu Tsuki, con un total de 20 pistas musicales, con el propio mangaka aportando su granito de arena tocando la batería. A rasgos generales, la Banda Sonora Original es otro de los pilares de KOR, incluso hoy en día está considerada como una de las mejores y más delicadas bandas sonoras del manganime.

El manga fue serializado en la Shonen Jump hasta 1987, cuatro años de publicación semanal que hicieron que los 156 capítulos que conforman la obra fueran repartidos en un total de 18 tomos, aunque en España se ha recopilado en 10 tomos más gruesos. Mucho se ha especulado con el final de Kimagure Orange Road, que aunque no es forzoso, sí es repentino. El accidente de coche que Matsumoto sufrió con tan sólo tres años, sumado a las exigencias de su trabajo, comienzan a pasarle factura: mareos, dolores de cabeza y otros síntomas que, junto a sus ganas de crear algo nuevo, le obligan a cerrar la obra con un final más que digno. En una entrevista que el maestro concedió a esta casa el día 29 de octubre de 2010 en el XVI Salón del Manga de Barcelona, Matsumoto confiesa que, aunque no fue la causa principal, su enfermedad influyó levemente en el cierre de la obra. Pese a estos males, no deja de mostrar una personalidad afable y amistosa con quienes le rodean, logrando de este modo la amistad de personalidades como Akemi Takada, diseñadora de personajes de la versión animada, y de la propia Akina Nakamori, a quien tanto admira. Esto no quita que en un futuro tuviera pequeñas disputas legales con Takada por el personaje de Madoka, pero a día de hoy ambos comparten una gran amistad. Los dolores poco a poco comienzan a disminuir.

Fotografía reciente de Matsumoto (centro) junto a Takada y otras personalidades


Nuevos y anaranjados proyectos

Shueisha se frotaba las manos con el tirón de Kimagure Orange Road, y ni corta ni perezosa a finales de los 80 decidió adaptar la emblemática historia al videojuego, lanzando 2 aventuras conversacionales desarrolladas por Microcabin Co. para el ordenador doméstico MSX. La más popular fue Kimagure Orange Road – Summer Mirage.
La estela dejada por Kimagure Orange Road era difícil de superar incluso para el propio autor, sus obras posteriores no alcanzaron el éxito de la primera, pero seguían ofreciendo esbozos de los sentimientos que emanan de su propio corazón. Al fin y al cabo él es de los autores que siempre abren su corazón a la hora de coger el lápiz, la pluma o el pincel.

Un año después, en 1988, publica Heart of Saturday Night (ハート・オブ・サタデーナイト), en el Especial de Primavera de la Shounen Jump, una historia de amor ambientada en Shanghái, China. En el mes de junio se pasa a la revista juvenil Super Jump con la publicación del one-shot Apples (アップルズ). Esta última sería la primera en revelar la nueva pasión despertada en Matsumoto, que terminaría por forjarse al completo en la década de los 90: el dibujo y el arte digitales. Una historia elegante que recorre el significado del amor y que deja un regusto refrescante.

Páginas de Apples en el artbook Digital Short Contents

Tras este pequeño manjar, se anima con un nuevo manga, Sesame Street (せさみ☆すとりーと), publicado durante el mismo año en la Oh Super Jump, y llegando a alcanzar un total de 3 tomos con un éxito bastante moderado, seguramente debido al cambio de revista, finalizando en 1992. Al modesto Matsumoto se le quedó una espinita clavada, ya que no pudo finalizar la obra, debido al regreso de intensos dolores de cabeza y mareos. Él mismo asegura hoy en día que le gustaría continuarla.
Fotografía de un fan mostrando sus 3 tomos de Sesame Street

Sesame Street es una comedia romántica que se ambienta en los suburbios de Tokio, donde Keiki Fujiya, protagonista de 18 años, tiene junto a su familia una tienda de comestibles. Tras superar el fallecimiento de su hermano que acababa de casarse, la vida de Keiki transcurre con normalidad, su día a día se ve compaginado con tocar la guitarra eléctrica y nada parece alterar su ritmo de vida… hasta que aparece una chica llamada Chitose.

Nuevamente Matsumoto ofrece una obra muy marcada por el romance y los triángulos, dotándola de su toque propio de humor, erotismo y, cómo no, la música.
Mientras Sesame Street está siendo publicada, en 1989 sale a la venta Graffiti (グラフィティ), que cerraría para el maestro la década de los 80. La veraniega portada, que muestra una playa con un par de chicas y la adorable caricatura de Matsumoto (un gato-kappa), daba paso a un tomo que recopilaría varias historias cortas antes mencionadas, incluyendo Spring Wonder, obra que no se había publicado anteriormente. A esta obra la acompañan Heart of Saturday Night, Panic in Orange Avenue, Agechau my Heart, Atomic Bonten Sensei, Milk Report, Short Short x3, Live! Tottemo Rock’n’Roll e Ikinari Kinsei Patrol. Un recopilatorio imprescindible que recorre los inicios de su carrera y ayuda a indagar en los orígenes de Kimagure Orange Road y la pasión del mangaka por la música.

En ese año se publicó para la Nintendo NES (Famicom en Japón) un RPG honorífico para celebrar el 20 aniversario de la Weekly Shounen Jump titulado Famicom Jump: Hero Retsuden (ファミコンジャンプ 英雄列伝). En este RPG se representaría el universo de Kimagure Orange Road junto a otros como El Puño de la Estrella del Norte, Saint Seiya, City Hunter, Musculman, Kochikame, Captain Tsubasa o Dragon Ball, entre otros.

Portada de Famicom Jump Hero Retsuden,
con Madoka en el lado izquierdo


Bienvenidos, años 90

Una década gloriosa e impregnada de nostalgia se marcha para dar paso a los años 90. Tras finalizar Sesame Street, Matsumoto se anima a realizar en 1993 un nuevo manga, Black Moon, que sería publicado en las páginas interiores de la revista Comic Gamma. Esta obra la firma como dibujante, dejando el papel de guionista a Raita Okura. En Black Moon, una rebelde y joven motociclista entra involuntariamente en un portal dimensional que la lleva a un futuro postapocalíptico de fantasía épica.

A partir de este año, Matsumoto comienza a interesarse cada vez más por el arte digital. El 9 de julio de 1994 sorprende al país con el lanzamiento de una novela ilustrada por él mismo y escrita por Kenji Terada, involucrado en la primera trilogía de Final Fantasy y en el anime de KOR). La novela rescataría su obra maestra bajo el nombre de Shin Kimagure Orange Road – Soshite, ano natsu no hajimari (新きまぐれオレンジ・ロード そして、あの夏のはじまり).





Portada de la primera novela de Shin Kimagure Orange Road

La historia de Shin Kimagure Orange Road comienza en el año 1991. Una mañana, tras tener un sueño premonitorio, Kyosuke recibe una llamada inesperada de una persona que dice ser él mismo, quien le pide que tenga precaución al pasar por cualquier paso de peatones. Extrañado, pronto se olvida de la alerta que acaba de recibir, ya que en su mente ronda la promesa que Madoka le hizo. Tras desayunar en el ABCB, se dirige corriendo hasta la universidad, acordándose en un paso de peatones de la llamada que lo alertaba, pero ya era tarde, un coche se dirige hacia el y lo atropella. En ese mismo instante su “yo” del futuro, quien se encuentra como fotógrafo en Sarajevo, Bosnia, sufre un grave accidente tras caer una bomba en el edificio en el que estaba. Tal coincidencia provoca que ambas almas se unan y trasladen a Kyosuke a 1994, dónde todo está cambiado. Sólo encontrando su “yo” del futuro podrá regresar al pasado con vida, pero ignora que se topará con los otros dos vértices del triángulo, Madoka y Ikaru, más maduras.

El lanzamiento de esta novela no sería el único elemento clave para Matsumoto en aquel año, ya que en el mismo mes de julio viaja a la Anime Expo de 1994 celebrada en California. Allí mismo la inspiración le vino caída del cielo, ya que el evento fue decisivo para tomar la decisión de realizar una revista manga multimedia. Conoce a Jan Scott Frasier, y junto a ella funda Genesis Digital Publishing Company hasta 1996. El nombre de la compañía nuevamente revela su pasión por Génesis y la música.

El 3 de julio de 1995, el epicentro de la década de los 90, publica junto a Terada su segunda novela titulada Shin Kimagure Orange Road II – The Pyramid Murder Mistery (新きまぐれオレンジ・ロード II ピラミッド殺人ミステリー).

Shin Kimagure Orange Road II presenta una historia más adulta, tanto a nivel de ilustraciones como en el argumento, con ciertas cargas de violencia. Hikaru, Madoka y Kyosuke disfrutan de su vida como jóvenes, ignorando el peligro que se les avecina. Unos misteriosos personajes secuestran a Hikaru en Nueva York. Alarmados, Kyosuke y Madoka no se quedan de brazos cruzados, y deciden viajar al extranjero para rescatarla.


En el año 1996 regresa al mundo del manga como supervisor de Kappa to the Teacher (カッパ トゥ ザ ティーチャー), con historia de Megumi Nishino y dibujo de Yumi Touma. Una simpática autoparodia del maestro, representado como un gato-kappa rodeado de chicas hermosas.


 Un par de ilustraciones de Kappa to the Teacher

Matsumoto sabe exprimir el 96 a la perfección pese a los dolores que le producen su enfermedad. Además de Kappa to the Teacher, se aventura en el mundo de los videojuegos con los diseños para los simuladores de citas Angel Graffiti (エンジェルグラフィティ) y Angel Graffiti S (エンジェルグラフィティS), este último aparecido un año después.

También publica en 1996 el episodio 157 de Kimagure Orange Road en la Super Jump #10, titulado Panic in Sentou! (ぱにっく in 銭湯), una historia de humor y erotismo que envuelve al triángulo amoroso dentro de unos baños públicos.

Una de las primeras páginas de Panic in Sentou

El último de los proyectos por mencionar del año es además uno de los más ambiciosos del maestro: Comic On, una revista publicada en formato CD-Rom por su propia compañía, Genesis Digital Publishing Company. En Comic On se incluirían para MAC y PC varios de los trabajos previos de Matsumoto, además de otros nuevos, ya fueran ilustraciones, manga digital o diseño de personajes. Algunas de estas obras reeditadas, esta vez a color, serían, Panic in Sentou, Black Moon, Apples o Kappa to the Teacher. Pero la obra más destacable sería Kimagure Orange Road Special (きまぐれオレンジ★ロード SPECIAL), también conocida como KOR Music Story.

KOR Music Story

El 29 de abril de 1997 ve publicada la última de las novelas basadas en Kimagure Orange Road junto a Terada, Shin Kimagure Orange Road III – Madoka’s Secret Memories (新きまぐれオレンジ☆ロードⅢ まどかのシークレット・メモリー).


Esta novela, además de presentar unas ilustraciones con una calidad de dibujo bastante superior a las anteriores gracias a la incorporación de Goto Takayuki y la mejora de la destreza del maestro, recoge dos historias bastante distintas una de la otra. La primera, Madoka's Secret Memories, es más madura y seria, comenzando cuando Kyosuke descubre unas fotos de Madoka sobre un primer novio que tuvo, por el cual decide viajar al pasado para ver qué ocurrió, ya que ella se lo encontró por la calle a pesar de creer hasta entonces que había muerto.



La segunda, La Voluptuosa Sonrisa del Ángel (天使のアブナイ微笑), se aleja de la seriedad de las anteriores novelas para asemejarse más a un anime de fantasía y humor. En ella, Kyosuke viaja a una dimensión paralela para rescatar a su primo. Lo que no se esperaba es que sus hermanas y su prima apareciesen vestidas de magical girls mientras unas adolescentes Madoka y Hikaru luchen nuevamente por su amado.

Ilustración a color realizada por Matsumoto en Shin KOR III

Comic On vendía hasta entonces bastante bien, pero la crisis económica por la que pasaba Japón se acrecentó a mediados de los 90 y provocó, a finales de año, el cierre tanto de la compañía de Matsumoto y Frasier. La última Comic On publicada fue Digital Characters. En este último ejemplar en formato CD-Rom, el mangaka publica EE, abreviatura de Eternal Eyes, una historia en la que una chica llamada Mako se adentra en un videojuego de realidad virtual futurista donde los personajes luchan contra poderosos demonios. Justo en el momento en el que se adentra en aquel universo, una policía llamada Azusa es asesinada mientras jugaba, lo que provoca que Mako absorba el espíritu de la fallecida, dando como resultado un cuerpo con dos personalidades totalmente opuestas que comparten el amor de un hombre.

Ilustración de Eternal Eyes incluída en Digital Short Contents

Dato curioso es que varios lectores y admiradores de Matsumoto intentaron evitar la desaparición de la compañía a través de internet bajo el título “Save Our Sensei!!

Arte impreso de Matsumoto

Los diseños de Matsumoto ya han sufrido una clara evolución respecto a los años 80. Las figuras femeninas presentan más curvas, unos pechos más grandes, o incluso menos ropa. La propia Madoka también se ve sometida a estos cambios, sumados a que su pelo azul pasa a ser lila y sus ojos adquieren una tonalidad naranja, haciendo referencia a Kimagure Orange Road. Cabe destacar que, pese a estos cambios, Matsumoto no toca la línea del Hentai o lo vulgar.

Debido al cierre de la revista, un año después, en 1998, tuvo que trasladar su publicación a la Ultra Jump de Shueisha, publicando 4 capítulos en los números #15, #16, #19 y #20 respectivamente. El primer nombre que tuvo esta obra fue Magical Power Mako.

Llega el año que cierra la década de los 90, 1999. Este sería un año difícil para el maestro, un año que traería muchas penas y sufrimiento.
A mediados de año, durante el mes de junio, los dolores regresan de manera mucho más intensa al maestro. Se suceden una serie de dolores de cabeza muy agudos y otras dolencias que provocan que se ralentice su trabajo o no se llegue a completar, y que poco a poco, conforme la enfermedad se agrave, se ausente hasta 2005, causando la incertidumbre en los medios. Tras años sin saber por qué padecía estos síntomas, especialistas médicos logran averiguar que su enfermedad es consecuencia del accidente que sufrió a los tres años de edad, por el cual sufre pérdidas de líquido cefalorraquídeo. Este líquido tiene tres funciones vitales, hacer de amortiguador para mantener a flote el encéfalo, transporta los nutrientes al cerebro y elimina los desechos, y fluye entre el cráneo y la médula espinal para compensar los cambios de sangre en el cerebro.

Pese a su estado, en ese año Matsumoto sigue luchando por ofrecer historias de amor a sus fans, de este modo el 27 de septiembre publica Bakumatsu Rashamen Jyoushi-musume (幕末綿羊娘情史), un one-shot coloreado mediante ordenador que se incluye en las páginas interiores de la Oh Super Jump.

Bakumatsu Rashamen Jyoushi-musume en la Digital Short Contents

La historia se ambienta en la Shimoda de 1856, actual prefectura de Shizuoka, dónde se encontraba el primer puerto marítimo que dio la bienvenida a los extranjeros. Henry Housken, protagonista de la historia, llega a Japón como intérprete del cónsul de EEUU en Japón. Allí se topará con Okichi, quien siente rechazo por los extranjeros, aunque al ver a Henry cambia de opinión.

En ese mismo año también publica el capítulo 158 de Kimagure Orange Road, titulado Honde Motte Toumei Kasuga (ほんでもってとーめー恭介!の巻), en el número especial #44 de la revista Playboy, que sale a la venta el 2 de noviembre de 1999.



Una sonrisa frente al doloroso Siglo XXI

Tras dejar atrás la década de los 90 y con su enfermedad empeorando su salud, el maestro intenta no sucumbir ante la adversidad. Pese a su lucha, el dolor es tan terrible que apenas permanece en activo dentro del panorama del manga. No obstante, logra aportar nuevos trabajos.




Gato-Kappa o Kappa-Neko, así se representa Matsumoto en sus obras


En el año 2000 logra publicar Toki Densetsu (時の伝説), un one-shot de fantasía heróica, a la vez que abre su página web oficial, Wave Studio, aprovechando el tirón de internet en Japón. De este modo le es más fácil compartir algunos de sus trabajos a la vez que se mantiene en contacto con los fans de manera más eficiente.

Un año después, en 2001, sale a la venta el artbook imprescindible para todo fan del autor, Graphic Anthology, que se ve acompañado de un CD Rom. En estos libro y CD se incluyen numerosas ilustraciones que detallan su carrera artística frente a Kimagure Orange Road. Además, en el disco pueden encontrarse historias cortas como Apples o KOR Special, un salvapantallas y varios fondos de escritorio.

Portada del imprescindible Graphic Anthology

Digital Short Contents, otro artbook lanzado ese mismo año, recogería varios cortometrajes publicados en su revista Comic On.
Portada de Digital Short Contents

En 2002 se reeditan las dos primeras novelas de Shin Kimagure Orange Road en una edición de prestigio, con nuevas ilustraciones de portada y ciertos retoques en la historia de algunos capítulos, realizados por el propio Matsumoto. El tercer volumen no ha visto aún la luz, y parece no pretender hacerlo.
Portadas de las nuevas ediciones de Shin KOR

Mientras el 2003 permanece sin novedades de importancia, dando a entender que sería un año muy difícil para el maestro, en el verano del 2004 sale a la venta el primero de una serie de artbooks que reciben el nombre de Izumi Matsumoto Fanbook (まつもと泉公式ファンブック).

Recurrence (公式ファンブック第1巻「Recurrence」), de 80 páginas, es el título del primero de ellos, puesto a la venta el 13 de agosto de 2004 en la Comic Market #66. Este volumen incluye material anteriormente no publicado de Kimagure Orange Road.

Portada de Recurrence

Orange Blossom (公式ファンブック第2巻「Orange Blossom」), de 86 páginas, es el segundo de estos artbooks. Se publica el 29 de diciembre de 2004.

Portada de Orange Blossom

Es durante aquel año cuando un Izumi Matsumoto de 46 años de edad celebra junto a sus fans los 20 años de Kimagure Orange Road.
Año 2005, uno de los más importantes para el maestro en su carrera y para los fans, más por su estado de salud que por las obras publicadas durante este año.

Sugar Babe Vol. 1, de 60 páginas, sale a la venta el 21 de marzo de 2005 en la Comic Market Special 4.

Dishabille (ファンブック第3巻「Dishabille」), el tercero y último de los Izumi Matsumoto Fanbook, que sale a la venta en el mes de agosto, marca el inicio de una etapa carente de obras de vital importancia en su carrera.

En aquel año, concede una exclusiva al periódico Mainichi Shimbun, donde se revela públicamente su enfermedad, motivo de los cortes repentinos de muchas de sus series y el alejamiento de la profesión. En él se relata como graves e intensos dolores de cabeza le debilitaron física y moralmente en su trabajo, incluso en ocasiones era incapaz de coger un lápiz:

El Popular mangaka Izumi Matsumoto se vio forzado a retirarse del mundo del manganime hace seis años(1999) debido a graves dolores de cabeza causados por la pérdida en su cerebro de líquido cefalorraquídeo revela ahora que desea realizar una historia que ayude a dar a conocer esta enfermedad. Nacido en Takaoka y actualmente con 46 años de edad (en 2005), debutó como dibujante a los 23 años, logrando su mayor éxito con Kimagure Orange Road, considerada la Biblia de la Juventud Japonesa de los 80 y publicada semanalmente en la Shounen Jump, convirtiéndolo en uno de los autores más populares de la época.

En otoño de 1999 se anunció el icónico regreso de Matsumoto en el mundo del manga para el año 2000. En Japón se esperaba ansiosamente el día, pero no se daban noticias respecto a la nueva obra prometida. Esto fue consecuencia de los males que tuvo a principios de junio de 1999. Mientras descansaba en su casa, comenzó a sentir un intenso calor en el cuello, el cual se vio acompañado al poco tiempo de una parálisis temporal de la mitad inferior de su cuerpo. Fue entonces cuando comenzó a sentir fortísimos dolores de cabeza.

El propio Matsumoto reveló que “sentía un peso de 100 kilos” sobre su cabeza y su cuello. Fue hasta a 40 doctores, los cuales le diagnosticaron desde una simple depresión, hasta una falta de ejercicio físico, pasando por afirmaciones como “esos dolores se deben a que tiene los dientes mal alineados”.


Tras leer en mayo de 2004 un artículo del periódico en el que se hablaba de la pérdida de líquido cefalorraquídeo, visitó el hospital Sanno, dónde los doctores detectaron el origen de sus dolencias.

Matsumoto había sido atropellado por un coche cuando tenía tres años, y de vez en cuando había sentido rigidez en los hombros, pero nunca le dio importancia.

“Es posible que la pérdida de líquido cefalorraquídeo comenzara a darse por el accidente sufrido. Puede considerarse que su estado empeoró debido a su duro trabajo y constante esfuerzo”aseguró el doctor del hospital Sanno.

Ahora que ha mejorado, Matsumoto está negociando con una editorial para reincorporarse como mangaka. Planea dibujar un manga sobre su enfermedad.

“Creo que muchas personas en todo el mundo padecen pérdidas de líquido cefalorraquídeo sin llegar a conocer las causas de su sufrimiento”, dijo el maestro. “Quisiera concienciar a todos de esta enfermedad a través de una historia relatada a través de las viñetas”.

Mainichi Shimbun, 03 de septiembre de 2005.
Matsumoto sigue sufriendo intensamente en el año 2007, por lo que puede intuirse que el 2006 fue muy duro para el maestro. No ha presentado nuevos trabajos desde el 2005. En junio de 2007 sufre otra tragedia: un nuevo accidente de coche lo lleva al hospital.

En julio de 2008 se rinde tributo a su obra más famosa en el número #34 de la Shounen Jump, Especial Aniversario. Un poster incluído en esta revista celebra los 40 años de la revista shounen semanal más famosa de Japón, mostrando a Madoka Ayukawa entre otras figuras ilustres de la revista.

En la zona inferior de la imagen puede verse a Madoka

En el actual año 2010 a Matsumoto se le ve mucho más saludable, puede asistir a numerosas exposiciones como la GoFA (Gallery of Fantastic Art) de Tokio o la Edge Asia Fantastic Art Circus, evento celebrado en Taipei, Taiwan.
Matsumoto bajo el cartel del evento Taiwanés

En junio sale a la venta Kimagure Orange Road en formato ebook, reviviendo de este modo la magia de los 80 a través de plataformas digitales. 20 tomos recopilan el total de la obra.

También participa en Touch Hearts una significativa campaña para la prevención del suicidio en la prefectura que lo vio nacer, aportando la imagen de Madoka para transmitir su mensaje a las personas en riesgo de suicidio.

Tras una enriquecedora carrera de más de 25 años y a pesar de los numerosos proyectos realizados con ambición, no todos sus títulos lograron alcanzar el éxito, en parte debido a su intermitente estado de salud y su grave enfermedad. Es por ello que KOR pesa mucho más que otras obras suyas, y por eso mismo sus fans la tienen como un preciado tesoro realizado con cariño y desde el corazón. También es un mangaka que se adelanta a su tiempo, se adentra en el mundo del arte digital mucho antes que sus compañeros de profesión, además de su etapa como novelista. Es la historia de un hombre que sonríe pese a la adversidad, que pese haber sido acariciado por la muerte en varias ocasiones y tener un estado de salud algo delicado sigue luchando, soñando con su mujer ideal, soñando con el amor, siempre con una mirada gentil y una sonrisa, la sonrisa de un niño.

Nota: Quisiera dar las gracias como fan de Kimagure Orange Road y de Izumi Matsumoto a los ex-miembros de las revistas Minami y Dokan, quienes revivieron en mi la chispa de esta serie que se apagó a principios de los 90. Desde entonces, la llama de mi pasión por la carrera del autor permanece viva, y es por ello que también quiero dedicarle este artículo a Mike, que aunque de momento no lo conozca es una persona que admiro por compartir una misma afición, y por ser uno de los que, en las ya mencionadas revistas, dieron a conocer e hicieron recordar Kimagure Orange Road a sus lectores, entre los que me incluyo. Por supuesto, también quiero agradecer al gran maestro, el señor Izumi Matsumoto, esa gran obra que ha enriquecido mis sueños al son del capricho, de la música, del amor. Y a todos vosotros por molestaros en leer este artículo, también, gracias.











No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate

Se ha producido un error en este gadget.

Contacto

Seguir

Seguidores